¿Cómo elegir las zapatillas adecuadas?

Aunque hay miles de modelos de zapatillas en el mercado, a veces es difícil encontrar el zapato adecuado para tus pies. Para elegir el par de zapatillas adecuadas para ti, es necesario hacerse algunas preguntas. En una tienda especializada en funcionamiento, el vendedor te ayudará en este proceso pero cuando compres en línea, aquí hay algunas preguntas que debes hacerte.

Un zapato tiene muchos elementos: una semana de contacto con el suelo, una suela intermedia (llamada amortiguación), una suela limpia y la parte superior del zapato, llamada empeine. Su vida útil es de unos 600 kilómetros para los zapatos ligeros a 1000 kilómetros para los zapatos con un poco más de amortiguación.

¿Para qué voy a usar mis zapatillas?

“¡Para correr!” vas a decir. Sí, pero hay diferentes maneras de correr y eso influirá en la elección de los zapatos. Incluso se recomienda tener 2 pares diferentes de zapatillas para correr que se elegirán según los días y las sesiones.

Alternar el entrenamiento con 2 pares de zapatos también sería beneficioso contra las lesiones, resultando en hasta un 39% menos de lesiones según un estudio de Luxemburgo.

Si corres principalmente en el asfalto, puedes elegir un par de zapatillas con una suela de contacto clásica.

Si corres en terreno fangoso o en las montañas, los zapatos de sendero serán más adecuados para evitar resbalones o incluso caídas.

Si corres regularmente en la pista o en la competición y quieres tener una sensación de ligereza, es preferible usar zapatillas de deporte con poca amortiguación y poco peso.

¿Cómo elijo el acolchado de mis zapatos?

Cada marca tiene su propia tecnología para la suela intermedia. Su papel es amortiguar la onda de choque en cada contacto con el suelo y también sirve como argumento de marketing. Adidas ofrece su Boost, Asics su gel, Hoka One One su amortiguación maximalista, Nike a veces sus burbujas de aire o últimamente una placa de carbono para su famoso Vaporfly 4%… La mayoría de las veces la suela intermedia está parcialmente compuesta de EVA, una espuma que tiene tanto flexibilidad como propiedades de amortiguación. También tiene la ventaja de ser ligero.

Uno de los debates de los últimos años es cuestionar los zapatos con mucha amortiguación porque obligaría al corredor a golpear con el talón. Cuando el corredor aterriza en el talón, la fuerza ejercida en el suelo es mayor que si el corredor corre por el medio o por delante del pie. Este golpe en el talón podría ser la causa de una buena parte de las heridas.

Por otro lado, los zapatos minimalistas tienen poco o ningún acolchado, lo que supone un mayor esfuerzo para el pie y las pantorrillas. La progresividad debe respetarse imperativamente para los corredores que deseen probar este tipo de zapato.

Cada vez que un corredor toca el suelo, absorbe de 2 a 3 veces su peso corporal. Por lo tanto, es preferible elegir la amortiguación según su peso.

Los corredores de menos de 80 kg deben elegir una amortiguación baja o intermedia y los de más de 80 kg deben elegir una amortiguación intermedia o alta para mayor estabilidad.

Sentirse bien en sus zapatos

Al elegir un par de zapatos, no dudes en probarte 3 o 4 pares diferentes y corre unos 50 metros con ellos para ver si te quedan bien. Te asegurarás de que el zapato se ajuste al ancho y la forma de tu pie.

Cada marca ofrece un zapato bastante diferente, así que es probable que te sientas mucho mejor en una marca que en otra. Según un estudio británico, el precio de un zapato no tiene relación con su comodidad.

Tengan cuidado de no apretar demasiado los cordones para no comprimir demasiado el pie.

La postura de apoyo: pronador, neutro o supinador

Cuando pones el pie en el suelo, algunos corredores tienden a tener una postura de pie interior (pronador), normal (neutro) o exterior (supinador). Puedes notarlo cuando se te desgasta el zapato o en un video de tu espalda filmandote corriendo. Algunos modelos de zapatos ofrecen estas correcciones para que tengas una postura de pie más plana.

Estos refuerzos artificiales pueden ser tranquilizadores pero también es interesante hacer algunos ejercicios de fortalecimiento muscular y de trabajo de pies para eventualmente corregir estos desequilibrios.

Recomendaciones prácticas para elegir tus zapatillas de deporte

– Si ya eres un corredor, lleva tus zapatos viejos al vendedor de una tienda especializada. Él podrá ayudarte a elegir un modelo de acuerdo con el desgaste de tus zapatos viejos.

– No tomes un zapato demasiado pequeño porque el volumen del pie tiende a aumentar muy ligeramente al correr. También es preferible probarse los zapatos por la noche en lugar de por la mañana porque el pie también tiende a aumentar ligeramente de volumen durante el día.

– Recuerda probarte los zapatos con calcetines que usarás cuando corras.

– Si cambias de marca, deberías usar la talla de EE.UU. en lugar del EUR porque los fabricantes suelen tener la misma unidad de EE.UU. Sin embargo, puede haber variaciones para los tamaños EUR porque la tabla de conversión es específica para cada marca.